Facuogate o cuando pillaron al Facuo con el carrito de los helados…

Desde hace al menos tres años, Rubén Sánchez, ha dirigido varios grupos en la aplicación de mensajería Telegram junto a trols que va reclutando a modo de mascotas y a las que les da órdenes de atacar en Twitter a todo el que no conjugue con su ideología podemita de ultra-izquierda o que se atreva a criticar las millonarias subvenciones que recibe la asociación de consumidores que dirige.



Las ansias de Podemos de dominar las redes sociales y en especial Twitter, para así hacer callar al disidente, les hace reclutar mediante charlas o talleres de «ciberactivismo morado», que en realidad no dejan de ser trols o ciberdelincuentes. Pues uno de esos fichajes que entró en este mundo del hampa de la mano del Facuo, no le gustarían las fechorías que vería cometer a sus camaradas en estos grupos de Telegram y decidió traicionarles descargándose un histórico de los mensajes de chats, fotos, audios y vídeos para posteriormente hacérselo saber a algunas de las pobres víctimas de estos ciberdelincuentes.





Vanessa M.M. que bajo su alias en Twitter de «Perra Roja de Satán» (@Vmm7773) promocionaba los talleres de Podemos en los que ella misma participaba, y cuya finalidad no es otra que la de reclutar potenciales «trolls podemitas», para luego darles una formación específica en el quehacer diario de Podemos, como campañas de acoso o reportar y cerrar cuentas de Twitter de usuarios críticos con la formación morada de ultra-izquierda.

En uno de estos archivos de Telegram que se han filtrado, se han podido constatar que es el Facuo quien da las instrucciones sobre a qué usuario de Twitter se debe de acosar, sobre el qué hay que reportarle su cuenta de Twitter hasta suspendérsela para así  censurarle, y si esto no fuese posible, por no responder a las provocaciones de sus trols, pues ordena investigarle a fondo para obtener datos suyos de Internet. Para ello, Rubén Sánchez no escatima en medios económicos, siendo capaz de poner incluso precio a la identidad del usuario con una compensación económica para el trol más avispado de su pandilla de esbirros que logre averiguarla. Una vez que se consiguen los datos personales de sus víctimas,  proceden a publicarlos para su jolgorio y para que se linche a ese usuario y, de esta forma, sus víctimas se ven abocadas a huir de red social del pajarito azul por miedo a ver peligrar su integridad física o la de sus familiares al haberse revelado datos confidenciales como su domicilio.

El siguiente audio vendría a demostrar lo que muchos sospechaban y es la connivencia existente entre empleados de Twitter España con Rubén Sánchez, dándole protección a su cuenta frente a reportes o denuncias cuando realiza sus habituales campañas de acoso sobre otros usuarios dentro de la red social del pajarito azul.





Estas insólitas conversaciones de chats del denominado Facuogate, revelan las prácticas mafiosas del portavoz y vicepresidente de Facua, en cuyos chats no solo contienen mensajes de texto, sino fotos y audios con su voz, lo cual despeja toda duda de su autenticidad y que para cualquiera resulta conocida la voz del «Facuo» al ser él tan bien hablado y aparecer con tanta frecuencia en televisión en sus microespacios televisivos promocionando su chiringuito de asociación. Por lo tanto, se podría afirmar que con el facuogate han pillado al Facuo con el carrito de los helados dirigiendo sus hordas de trols podemitas en Telegram y cómo después atacan contra el disidente en Twitter.



Podemos, el Facuogate y la connivencia de
Twitter España con ciberacoso de Rubén Sánchez de Facua.








Acceder al buscador del chat del Facuogate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *